La despenalización del aborto es un derecho de las mujeres

“Una mujer que no tenga control sobre su cuerpo no puede ser una mujer libre” (Margaret Sanger).

Nos preguntamos desde la perspectiva de género, ¿Qué es el aborto sino el derecho de la mujer de decidir sobre su propio cuerpo?

¿Qué es el aborto sino la defensa de la integridad de la salud psicofísica de todas aquellas mujeres que deben practicarse abortos clandestinos, poniendo en riesgo su vida, debido a que no poseen los recursos materiales suficientes para poder costear mejores condiciones médicas?

Legalizar el aborto es una cuestión de derecho, también es el puente para acceder al derecho a la salud y a la justicia social que debe garantizar el Estado.

La práctica del aborto existe desde siempre, no debe ni puede invisibilizarse, debe ser puesto en discusión en el escenario público como un reclamo de los derechos humanos de todas las mujeres y del empoderamiento de nuestros cuerpos.

La prohibición de posibilidad de adoptar una decisión propia sobre nosotras mismas, nuestras vidas y nuestros cuerpos es violencia de género.

Tenemos que tener el derecho a elegir lo mejor para nosotras, para nuestras vidas, y de poder acceder a los procedimientos médicos y condiciones que no nos lleven a la muerte.

Exigimos y defendemos el derecho a la salud reproductiva de todas y cada una de las mujeres.

 

 

Share This